Menu

ENTREVISTA A GERMÁN ARELLANO EXALUMNO BONSAISTA PROFESIONAL

ENTREVISTA A GERMÁN ARELLANO EXALUMNO BONSAISTA PROFESIONAL

ENTREVISTA GERMÁN ARELLANO BONSAISTA PROFESIONAL
¿Cuándo comenzaste este proceso de bonsaísta profesional?
En el año 2000 empezó mi aprendizaje profesional sobre el bonsái en New Hope, Pensilvania, donde vive mi maestro que me enseñó el arte del bonsái, constantemente viajo allá y estamos en contacto permanente.
¿Cómo es la forma oficial en que los llaman?
No me gusta promulgarme como maestro del bonsái, soy bonsaísta, instructor de bonsái o artista de bonsái.


¿Cómo es el origen de este arte?
El arte de bonsái se origina en los antiguos nómadas de la India, quienes transportaban árboles para poder sobrevivir pues los usaban para comer sus frutos y como medicina. La primera imagen de un bonsái similar como los conocemos actualmente data del año 200 antes de Cristo donde aparece una princesa china que lleva un bonsái.
¿Por qué no estudiaste directamente en Japón donde es el centro de este arte?
Los japoneses adoptan el bonsái y crean las reglas para su mantenimiento, después del intercambio cultural que alguna vez hicieron con China y desde ahí han sido muy celosos con ello, porque es un arte que consideran representativo de su cultura; por ello solamente hasta hace muy poco se aceptaron estudiantes extranjeros en Japón para ser bonsaistas.
¿Cuál es el cuidado que se debe dar a un bonsái?
Si compramos un bonsái y no lo cuidamos se rompe la matera o muere. El mantenimiento lo hace el bonsaista en el año mínimo dos veces, hay que cambiarle la tierra porque los árboles continuamente toman los nutrientes de la tierra y las absorben. El primer mantenimiento es gratis si es un árbol pequeño vale $5.000 pesos el mantenimiento, esto depende del tamaño; también tenemos servicio de guardería para las personas que viajan por varios días o meses y quieren mantener su bonsái seguro.
¿Qué es lo que hace un bonsái y cómo es el proceso para producirlos?
Lo primordial en un bonsái es el Balance, el equilibrio y la armonía; esas son las características más importantes de un bonsái.
Lo que caracteriza un bonsái no es que sea pequeño sino que este dentro de una matera, eso significa la palabra bonsái: árbol sembrado por el hombre en una matera o bandeja. Existen bonsái de 2 o 3 metros, dependiendo del tamaño de la especie que se esté cultivando se debe mantener un equilibrio para que el árbol pueda lucir su apariencia natural en prototipo más pequeño.
¿Hay algún efecto negativo para los árboles cuando se convierten en bonsái?
Hay gente que dice que nosotros impedimos el crecimiento de los árboles y los maltratamos, no impedimos el crecimiento de los árboles, sino que lo limitamos y adecuamos, lo cuidamos más que cualquier árbol que se desarrolle en su hábitat natural, muchos árboles por si mismos no tienen forma, lo que hacemos es que utilizamos un alambre para darle una forma agradable y luego se lo quitamos. Además yo como bonsaista cuido y cultivo especies en vía de extinción que en su hábitat natural son talados y destruidos, en vez de eso trato de prolongar su existencia.
Además si en algún momento por deseo o necesidad quiero sembrar un bonsái en la tierra el crecerá como cualquier otro de su especie, pues lo que limita el crecimiento en los bonsái es que se controla el crecimiento de sus raíces, pero al estar en el suelo pueden crecer sin límite.
¿Qué es lo que más te gusta de los bonsái y porque te apasiona lo que haces?
Comenzó como un negocio familiar, pero mi idea era no sólo tener conocimientos de los bonsái sino ser un profesional. Actualmente soy el único bonsaista profesional en Colombia. Lo hago porque me apasionan estos seres vivos ya que creo que las plantas y los vegetales son una parte de la vida muy digna de admirar y que necesitamos cuidar, volviendo de alguna forma a los tiempos de antes cuando el ser humano tenía en su pensamiento el deseo de cultivar y cuidar las plantas, los árboles y la naturaleza y le dedicaban parte de su tiempo, no como ahora que todo el tiempo están pegados a un artefacto electrónico como el celular.
Las plantas son tan importantes, que fueron las que prepararon el planeta para que llegaran los animales; todas las medicinas que se conocen son moléculas sintetizadas que estaban en la naturaleza.
Los mayas decían que hay dos testigos del tiempo las tortugas y los árboles. Es por ello que me apasiona este tema.